Los responsables de Coca-Cola y Pepsico prometieron “enormes progresos” antes de 2030 para reducir los residuos plásticos que contaminan la fauna y los océanos.

Las dos marcas forman parte de la llamada Alliance to End Plastic Waste anunciada en enero y que reúne a unas 30 multinacionales.

“Podemos reducir la cantidad de plástico en el sistema, a la vez en nuestro sector de bebidas y de alimentación”, dijo el presidente de Pepsico, Ramon Laguarta. “Soy más bien optimista, antes de 2030 no habremos resuelto completamente el problema pero habremos hecho grandes progresos”, aseguró Laguarta.

El presidente de Coca-Cola, James Quincey, también se comprometió con este objetivo y subrayó que algunos países, como México o Sudáfrica, la proporción de botellas recicladas pasó del 10% al 70%. “Tenemos que recuperar las botellas de plástico para reciclarlas y crear una economía circular”, dijo Quincey, que apuesta por la “innovación” para crear materiales más ecológicos. “Tenemos la obligación de ofrecer a los consumidores la opción de todo tipo de recipientes”, añadió, en referencia a las botellas de plástico, de vidrio o las latas.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.