Apple junto con Android lideran en el mercado de sistemas operativos para smartphones. El CEO de Epic Games se ha lanzado contra Apple y las reglas que cobran comisiones desproporcionadas a las apps que hacen uso de su tienda

El CEO de Epic Games carga contra Apple y la App Store

Apple, la compañía liderada por Tim Cook es una de las más importantes en el mercado de smartphones y junto a Android tienen identificado el mercado de sistemas operativos móviles.

Según una nota publicada por  The New York Times reveló que Apple está cobrando comisiones desproporcionadas a aplicaciones como Airbnb y ClassPass, que comenzaron a ofrecer diversos servicios en streaming como clases deportivas o de cocina, durante el confinamiento en que nos encontramos, por la pandemia de COVID-19. En una palabra, la compañía aprovechó el boom de los servicios digitales, para cobrar 30% de las ventas que logran los desarrollos.

Con este escenario, el fundador y CEO de Epic Games, Tim Sweeney, se ha lanzado contra las prácticas abusivas de Apple y en su cuenta de Twitter calificó a la compañía de haber perdido la cabeza y que no existía un fundamento para cobrar un porcentaje tan alto. Epic Games es una empresa de desarrollo de videojuegos estadounidense asociada con la compañía china Tencent Holdings.

«Apple se ha vuelto loco. Si las universidades imparten clases virtuales a través de una aplicación para iPhone, Apple podría exigir el 30% de la matrícula», expresó Tim Sweeney en sus redes sociales tras ser consciente de la situación. «En realidad, Apple no tiene derecho a quedarse ningún porcentaje de los ingresos de ninguna compañía sólo porque fabricaron el teléfono que la gente usa para acceder a las cosas».

Además, declaró que «Apple no tiene ningún derecho a tomar un porcentaje de las ganancias de cualquier compañía solo porque hizo el teléfono que estas personas usan para tener acceso», en su cuenta de Twitter.

Los más afectados

ClassPass es una aplicación que colabora a que las personas puedan resolver clases de ejercicios físicos en gimnasios locales. Sin embargo, cuando el coronavirus impactó en Estados Unidos, la compañía decidió ofrecer los mismos servicios a través clases virtuales. Debido a que las clases que venden en su aplicación para iPhone ahora eran virtuales, Apple dijo que tenía derecho al 30% de las ventas, según una persona anónima próxima a ClassPass. Desde Apple sostienen que simplemente estaba aplicando una regla de hace una década.

Algo similar sucedió con AirBnB: debido a que la pandemia del coronavirus ha tirado por la borda los planes de vacaciones y desplazamientos de las personas, la aplicación decidió ofrecer «experiencias virtuales», como clases de cocina virtual, sesiones de meditación y espectáculos de drag queen. Igualmente, Apple también exigió su parte del pastel: «Para garantizar que cada desarrollador pueda crear y hacer crecer un negocio exitoso, Apple mantiene un conjunto claro y consistente de pautas que se aplican por igual a todos», dijo la compañía en un comunicado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.