La inteligencia artificial (IA) ha llegado a casi todas partes, está presente en los dispositivos móviles, en los navegadores, en las plataformas que se utilizan para reproducir música y video,en las redes sociales y ahora también en la moda.

Hoy en día, la industria del calzado deportivo factura un poco más de 55.000 millones de dólares en todo el mundo, y además, ahora se potencia con otra gran industria que es la de la inteligencia artificial.

No es la primera vez que el mundo de la indumentaria se vincula a la inteligencia artificial. Alibaba y Amazon son uno de los ejemplos de cómo la IA hace una buena combinación con la moda al implementar herramientas que son capaces de crear prendas acordes al estilo de cada usuario.

Con sistemas de aprendizaje automático la plataforma puede detectar, reaccionar e incluso dar forma a las últimas tendencias de moda, lo que no solo impulsa al cliente a comprar, sino que además, le permite a la plataforma saber  lo que los clientes quieren más allá de los artículos que ya ofrecen.

Este caso en particular, la IA se fusionó con un nuevo calzado deportivo de Nike que incorpora con un pequeño microchip que se conecta con una aplicación para celulares en el que el usuario elije  la firmeza con la que quiere que se tense los cordones. Una vez ajustado se puede cambiar las veces que quiera, pero el sistema siempre recordará la medida y se ajustará al comenzar a andar. La conexión no es inalámbrica, se realiza a través de un cable USB-C como el de muchos teléfonos móviles.

Según Nike, están pensadas originalmente para jugar al basketball y estarán disponibles a partir del 17 de febrero en Estados Unidos, pero luego se insertarán en el mercado mundial. “Elegimos el baloncesto como el primer deporte para Nike Adapt intencionalmente debido a las demandas que los atletas ponen en sus zapatos”, ha explicado Eric Avar, director creativo de innovación de Nike.

De acuerdo a lo que explicó el ejecutivo, “Durante un juego de baloncesto normal, el pie de atleta cambia y la capacidad de cambiar rápidamente su ajuste aflojando su zapato para aumentar el flujo de sangre y luego apretarlo nuevamente para lograr un mejor rendimiento es un elemento clave que creemos que mejorará la experiencia del atleta”, por está razón, su primer y principal público objetivo son los atletas que practican este deporte.

La aplicación de smartphone por el cual el calzado puede ajustarse,  guardará las preferencias de ajuste, y además, el usuario pueden introducir distintas configuraciones para distintos momentos del juego, aflojándolas durante un tiempo de espera o apretándolas cuando se vuelve a entrar a jugar.

Una vez que el usuario se haya calzado la zapatilla, los sensores calculan la tensión necesaria para el pie y ajustan el interior del zapato de modo que se asegure la comodidad y el correcto flujo sanguíneo. El sistema y los tejidos son capaces de soportar la misma tensión que un cable de paracaídas estándar, pudiendo aguantar 14,5 kilos de fuerza, según datos de la compañía.

La compañía calificó  al calzado como un “gran avance en tejidos, tecnología digital, eléctrica y mecánica” y que “está especialmente diseñado para el movimiento”, sustituye a las Nike Hyperadapt de 2016, una edición especial que costaba 720 dólares y que rápidamente se agotó en las tiendas.

En este caso, los nuevos Nike Adapt BB no solo incorporan una tecnología distinta, sino que, además, costarán mucho menos que su antecesor, ya que se venderán a 350 dólares.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.