Netflix se convirtió en el gigante del streaming. En la competencia se dio cuenta que las otras compañías de prestaciones similares no son sus únicos rivales, sino que la televisión por cable también lo es.

Si bien los servicios de streaming han llevado a que los ratings de televisión hayan decaído, también significó el aumento de algunos programas por lo que el gigante del streaming no es simplemente una amenaza, sino que también un aliado.

Un claro ejemplo del fenómeno fue Breaking Bad, cuando la serie apareció en la platforma de Netflix, muchos de los usuarios decidieron migrar hacia la televisión, al canal AMC para poder ver el final de la serie, lo cual significó los mejores ratings para el canal.

Casos similares se están dando con las series Shameless y Riverdale, ya que luego de que los usuarios las comienzan a consumir en plataformas de streaming, cambian hacia el canal de TV para obtener el contenido en tiempo real.

En lo que refiere a la primera de las series, su octava temporada superó a los siete millones de espectadores por episodio, un 25 por ciento más que en otras temporadas.

Con Riverdale, sucedió algo similar, en su segunda temporada incrementó los espectadores totales en un 60 por ciento. Con un público mayoritario perteneciente a la franja etérea entre 18 y 34 y un 59 por ciento de entre 18 y 49.

Si bien la aparición de las series en Netflix tiene efectos positivos en las cadenas de televisión, también tiene sus contras. Entre ellos se encuentra el riesgo de que la gente crea que son originales de Netflix.

Se establecía que las generaciones más jóvenes no consumían canales de televisión tradicionales debido a que preferían el streaming. Sin embargo, se pueden logar migraciones de este tipo de público hacia la TV con fenómenos como el de la serie mencionada.

 Atraer a los espectadores de Netflix es la misión de muchos canales, lo hacen a través del mismo método. Sin embargo, la compañía de streaming también apuesta a captar nuevos usuarios: aquellos que están en la TV convencional.

Netflix ha dado un presupuesto de unos 2 mil millones de dólares para marketing este año, un incremento de más del 50 por ciento en relación con el año anterior, para promocionar sus programas originales. No es de extrañar que buena parte de esos anuncios terminen en la televisión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.