Netflix superó las expectativas de los analistas al añadir 7 millones de suscriptores en todo el mundo durante el tercer trimestre del año.

Netflix se dispara en el after-hours hasta un 15% después de que sus resultados del tercer trimestre del año hayan batido de forma espectacular las previsiones de los expertos, ganando casi 7 millones nuevos de usuarios y situando el beneficio por acción en 0,89 dólares frente a los 0,68 dólares estimados.

Las cuentas entre julio y septiembre recogieron 7 millones de nuevos usuarios, batiendo las expectativas de la propia compañía, que calculaba hasta 5 millones de nuevos miembros. Los analistas, por su parte, esperaban 5,18 millones de seguidores adicionales. En el mismo periodo del año anterior, Netflix contabilizó 5,3 millones de clientes más.

Los inversores temían que, la empresa que está revolucionando el negocio de la televisión en todo el mundo, no fuera capaz de mantener el ritmo de crecimiento ya que, en el trimestre anterior, Netflix obtuvo 5,15 millones de nuevos usuarios, que eran menos de los que estaban previstos.

Las ganancias para Netflix fueron de 1.077,3 millones de dólares en los primeros nueve meses del año, lo que significa que obtuvieron tres veces más que en el mismo período del ejercicio anterior, lo que tambien superó las expectativas de los analistas.

El beneficio neto ascendió a 403 millones de dólares comparando con el mismo período de tiempo del 2017 que fue de 129,6 millones de dólares.. En la sesión bursátil ordinaria, la compañía creció un 4,04% hasta los 346,59 dólares, recuperándose de la caída de la semana pasada que le llevó a perder más de un 10% en dos jornadas.

En cuanto a las previsiones de cara al último trimestre del año, Netflix espera añadir 9,4 millones de suscriptores netos, y un beneficio ajustado por acción de 0,23 dólares.

En la actualidad, Netflix cuenta con 137 millones de clientes, de los que 130 millones son suscriptores pagos. De estos últimos, cerca de 60 millones se encuentran en Estados Unidos. Es decir, casi el 60% del negocio de la plataforma se localiza en los mercados internacionales.

Pese a los buenos resultados de la compañía, los analistas aún se encuentran desconfiados y prevén que la empresa tendrá que endeudarse para financiar nuevos proyectos, dicha deuda, se verá más acentuada por las probables subidas de los tipos de interés en los próximos meses, lo que le quitará valor a la empresa.

Al mismo tiempo, la estrategia de Netflix de invertir en contenido, está resultando acertada, ha obligado a las empresas tradicionales del sector audiovisual a mover ficha y ha convertido a la compañía en una de las estrellas de Wall Street, donde su valoración se ha disparado un 65% en lo que va de año.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.