Desde Netflix, Reed Hastings, su director ejecutivo, anunció que despidió a uno de los principales portavoces de la compañía por utilizar lenguaje racista en una de sus ponencias. Seguí leyendo esta nota para conocer el caso y la importancia del buen manejo de los términos.

Jonathan Friedland es el hombre en cuestión. Comunicó a través de su cuenta de Twitter que cometió un error y que se va de la compañía reconociéndolo. El término que empleó el portavoz fue Nigger, que en español tiene un significado peyorativo a la palabra negro.

Según cuentan el relato varias personas se acercaron a quien fue el portavoz de Netflix para hacerle saber lo mal que había hecho al emplear ese término y cómo es importante cuidar las comunicaciones de uno mismo y de una empresa.

Más tarde en una reunión de recursos humanos para hablar al respecto, parece que Friedland volvió a emplear el término, lo cual fue interpretado por la compañía como una “profunda falta de comprensión” por parte del exempleado sobre lo delicado del tema.

Luego del accidente las acciones de la compañía cayeron un uno por ciento en las operaciones del viernes pasado por el momento no se ha anunciado quién será el sustituto de Friedland.

Luego de siete años en la compañía el portavoz dejará Netflix en medio de un período de relativo éxito para la empresa. Factor que los número pueden comprobar ya que recientemente anunció que cuenta con unos 125 millones de suscriptores en todo el mundo y también las acciones de la compañía han subido más de un 100 por ciento en lo que va del año.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.