La compañía está en negociaciones para hacerse con los ABQ Studios de Albuquerque, uno de los estudios de producción más importantes ubicado en el sur de Estados Unidos y que actualmente se encuentran en desuso.

Con este movimiento la compañía pasará de encargar parte de la producción de sus creaciones a productoras externas a tener el control absoluto del proceso creativo.

Se espera que el centro proporcione alrededor de 1.000 millones de dólares en producciones en Nuevo México en los próximos 10 años. Además, se generarán 1.000 empleos. Por otra parte, el estado de Nuevo México ha accedido a proporcionar hasta 10 millones de dólares en fondos de la Ley de Desarrollo Económico Local (LEDA, por sus siglas en inglés) para que Netflix se haga con dichas instalaciones y el ayuntamiento de Albuquerque ofrecerá otros 4.5 millones de dólares en fondos locales para el mismo proyecto.

Aunque estas cifras son por el momento pronósticos, de lo que no cabe duda es de que la presencia de Netflix aumentará el ya reconocido prestigio de estas instalaciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.