El grupo de niños atrapados en la red de cuevas subterráneas de Tailandia junto con su entrenador han sido el foco de los medios de comunicación y de las empresas que se encuentran realizando distintos esfuerzos para lograr sacarlos de allí. En medio de la conmoción Elon Musk aparece en escena y dice tener la solución.

Los chicos llevan casi dos semanas atrapados en la cueva de Tailandia a una profundidad de entre 800 y 1.000 metros. El incidente se dio luego de que el equipo ingresara en los túneles con su entrenador y el clima desmejoró rápidamente inundándose y sellando las salidas.

Los equipos de rescate se encuentren frente a un gran desafío debido a que a los buzos profesionales les lleva unas cinco horas recorrer el largo camino hasta el claro en el que se encuentran los chicos.

Casi dos semanas bajo tierra han generado como consecuencia que los niños estén débiles por la falta de comida por lo que el recorrido es inviable para ellos, es más, un exmilitar decidido a ayudar se adentró en las cuevas y murió en el intento.

Frente a esta situación Elon Musk envió a un equipo de ingenieros al lugar para que intenten encontrarle una solución al problema y por fin rescata a los chicos. Soluciones por parte del equipo todavía se desconocen, pero el magnate se atrevió a comentar algunas en su cuenta de Twitter.

Entre las sugerencias de Musk se encuentra un sistema de localización, bombeado de agua y packs de baterías. Otra alternativa es insertar un tubo de un milímetro de diámetro que luego se pueda hinchar para crear un túnel que lleve hasta la superficie y por el que los chicos puedan caminar.

El domingo pasado inició una operación de rescate, al parecer la única forma de lograr sacar a los niños y a su entrenador de la intrincada red de túneles es a través de esos mismos pasadizos llenos de agua. La operación tuvo su comienzo en la mañana del domingo y se aleja de los planes de Musk. Sin embargo, los testeos de la cápsula creada por los ingenieros del magnate siguen en pie en Los Ángeles. El sistema consiste en una cápsula metálica alargada que está diseñada para que el mejor viaje dentro. Equipada con tubos de oxígeno y las provisiones necesarias para completar el trayecto de 10 kilómetros. 

 

La operación fue llevada a cavo por 18 buceadores, cada niño que sea sacado de la cueva será acompañado por dos de ellos durante el trayecto para su evacuación. La misma será gradual, el primer rescate se dio once horas después de iniciada la operación y se especula que podrían tardar como mínimo tres días más en sacar al resto.

En la mañana de hoy se logró evacuar al octavo niño antes de que las operaciones tuvieran que se canceladas por malas condiciones climáticas. Debido a lo inestable del lugar el tiempo de rescate se puede retrasar considerablemente, quizá uno de los planes de Musk se pueda efectuar a tiempo, solo es cuestión de esperar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.