La compañía celebra, con la visita del Antarctic Endurance, el papel que juega Uruguay en sus operaciones

Después de haber finalizado con éxito su primera temporada de cosecha de krill antártico, el buque de última generación Antarctic Endurance, de 130 metros de eslora, visitó el país que se ha convertido en una parte esencial de las operaciones globales de Aker BioMarine, lo que constituye un apropiado homenaje.

La carga de krill recién cosechado se traspasa de los buques de recolección a los de abastecimiento, y hasta diez veces al año se descarga en Montevideo, un centro de logística y distribución crucial para las operaciones antárticas de Aker BioMarine. En tan solo 36 horas, setenta trabajadores portuarios descargan cerca de 4 mil toneladas de harina de krill, que luego se envía al nuevo depósito de 10.000m2 Frimosa, para de allí seguir camino a los clientes de todo el mundo.

Matts Johansen, CEO de Aker BioMarine, señaló la importancia que tiene el país en sus operaciones. “El tener a Uruguay como nuestra base nos ha permitido escalar y optimizar continuamente nuestras operaciones. Constituye el cimiento de nuestra cadena de suministro global, por lo que es realmente especial para Antarctic Endurance recalar aquí, como una forma modesta de agradecer al equipo uruguayo por su pericia, trabajo esforzado y compromiso”, apuntó.

Aker BioMarine comenzó en Uruguay con una simple base logística y de almacenamiento en 2006, y debido a su ubicación geográfica estratégica, Montevideo se ha tornado en el principal centro logístico de Aker BioMarine. Con un espacio total de almacenamiento de 15.000m2, con instalaciones de reenvasado especialmente adaptadas, se espera que en 2020 el innovador biotecnológico de hecho se convierta en uno de los mayores exportadores de Uruguay, por tonelaje.

Juan Martín Beisso – gerente general de Aker BioMarine Uruguay destacó la visita del buque al puerto de Montevideo. “Todo nuestro equipo está encantado de poder dar la bienvenida al Antarctic Endurance a Montevideo, el puerto donde descargará el fruto de su trabajo en el Océano Austral en los años venideros. Este increíble buque es la vanguardia absoluta en términos de eficiencia energética y ambiental, y por supuesto realizará más trabajo para nosotros”.

Construido a un costo de más de 140 millones de dólares americanos, el casco del Antarctic Endurance está diseñado y optimizado específicamente para el singular perfil operativo que implica la cosecha de krill. Además, está equipado con un nuevo sistema de amortiguación de rodadura activa de MRPC, que reduce el impacto provocado por las condiciones del mar, lo que permite a los equipos de factoría y de laboratorio trabajar de forma segura durante todo el día, en cualquier condición climática, aumentando drásticamente la capacidad de producción.

Tras esta primera temporada de cosecha de krill del Endurance, el volumen de krill que maneja Montevideo ha aumentado casi un 20% y se espera que se duplique en los próximos años.

Quiénes somos

La empresa Aker BioMarine es un innovador tecnológico que cosecha Krill antártico y que se dedica a mejorar la salud humana y del planeta. La compañía elabora ingredientes basados en el krill para distintas aplicaciones nutracéuticas, de acuacultura, y nutrición animal. La cadena de valor de la empresa es totalmente transparente se extiende desde la pesca sostenible del krill en aguas prístinas antárticas, pasando por su centro logístico en Montevideo, la planta de producción de Houston, hasta llegar finalmente a los clientes distribuidos por todo el mundo. Aker BioMarine es propiedad de Aker ASA, un pionero industrial desde su creación en 1841.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.