Con vistas a la Bahía Vizcaína, este proyecto de lujo se hará posible gracias a la asociación de la firma británica Aston Martin con el desarrollador global de propiedades G and G Business Developments, propiedad de la familia argentina Coto. La empresa inmobiliaria compró en 2014 este terreno de 5.059 metros cuadrados -situado en la desembocadura del Río Miami- por una cifra récord de 125 millones de dólares.

El complejo tiene en mente albergar 390 condominios y los interiores estarán diseñados por Aston Martin, incluyendo dos vestíbulos privados con mesas de recepción customizadas, un centro de fitness de dos pisos y un spa con todos sus servicios. Además, tendrá un pequeño cine, una sala de juegos para niños, una galería de arte, una infinity pool en la planta 55 y un exclusivo yate.

“Nuestro equipo ha estado más de un año buscando al colaborador idóneo”, dijo Germán Coto, de G and G Business Developments. “Finalmente elegimos Aston Martin porque es una marca conocida globalmente y es todo un referente en el mundo del lujo. El equipo creativo del fabricante de coches tendrá su labor en todas las decisiones de diseño que se hagan, desde la cocina hasta los baños”, señaló Coto.

Conectando con la filosofía de la marca “El Arte de vivir”, los interiores del edificio estarán inspirados en Aston Martin, “pero se tendrá en cuenta el ambiente tropical de Miami”, dijo Marek Reichman, Director Creativo de Aston Martin. “El lenguaje de Aston Martin se centra en la belleza. Esto tiene mucho que ver con la honestidad y la autenticidad de nuestros materiales. Tenemos la elegancia que mejor conecta con la perfecta proporción. Por eso, el ADN de Aston Martin estará en los pequeños detalles, con un énfasis de confort”, añadió Reichman.

Según lo programado, la torre de lujo empezaría a construirse el próximo verano y abriría sus puertas en 2021.

Forbes

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.