El gobierno mexicano le reclama a la diseñadora,  el uso de patrones y dibujos exclusivos de ciertas regiones del país y sus pueblos indígenas.

Desde el gobierno mexicano se envió una carta a la diseñadora y al nuevo director creativo de la marca, el estadounidense Wes Gordon, en la que se pedía que la empresa «expliquen públicamente con qué fundamentos decidieron hacer uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades portadoras».

Entre las piezas destacan un colorido vestido cuya tela está inspirada en el sarape de Saltillo y otras prendas con bordados de la típica flor de cempasúchil, conocida como “flor de muertos” por su extendido uso en la celebración del Día de Muertos en noviembre.

“Se trata de un principio de consideración ética que, local y globalmente, nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa de la discusión pública un tema impostergable en la agenda 2030 para el desarrollo sostenible de la ONU: promover la inclusión y hacer visibles a los invisibles”, dice la carta emitida por el gobierno mexicano.

Por su parte, el gobierno, también aclaró que no se trata de una acusación directa, sino que, ante la duda, se determinó preguntar a la marca para conocer el proceso de creación de la colección Resort 2020.

Aún así, por parte de los gobernantes, hay una búsqueda de un marco legal que ampare y proteja el arte y la creatividad de los pueblos indígenas, con el fin de evitar situaciones de plagio y robo por parte de empresas locales y extranjeras sin retribuir a las comunidades.

Gordon, aseguró en un comunicado, que las prendas rinden un homenaje a la «riqueza cultural mexicana» y reconoció el «maravilloso y diverso trabajo artesanal» del país latinoamericano. «Mi admiración por el trabajo artesanal a través de mis viajes a México ha ido creciendo con los años. Con esta nueva colección he intentado poner en valor este magnífico patrimonio cultural», añadió el creador.

¿Es plagio o admiración?

Cuando se dio a conocer la nueva colección Resort 2020, las redes sociales se vieron colmadas de críticas. Muchos de los comentarios que circulaban coincidían en que la firma de lujo está usando esos bordados «tomado directamente de los artesanos que trabajan duro en México».

También se viralizó el hashtag #MexicoSinPlagios, que se ubicó entre los trend topics estos días. Pese a esto, también hubo críticas positivas de algunos artistas mexicanos, quienes dijeron que gracias a este tipo de colecciones es que se da a conocer parte de la cultura de México y que esto «pone a México en la mira de todo el mundo».

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.