Con el fin de reducir la huella ecológica, Mercedes-Benz apuesta a recorrer terrenos sin emisiones de carbono

Mercedes-Benz, fabricante de vehículos de alta gama presentó el EQA, el nuevo «todocamino» eléctrico que está basado en el mismo sistema modular que emplea el GLA con una cantidad de similitudes en diseños y habitabilidad.

La primera versión en llegar al mercado durante el mes de febrero será la EQA 250, un modelo que combina una batería de 66,5 kWh de capacidad con un motor eléctrico delantero de 190 CV, gracias al cual será posible acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h.

El EQA 250 ofrece una autonomía de 426 km WLTP, superando así al modelo EQC 400 4MATIC que se queda en 417 km WLTP. Si bien no hay que perder de vista que el EQC pertenece a un segmento superior (es un D-SUV, mientras que el EQA es un C-SUV), es más potente y tiene tracción total.

Está previsto que más adelante la firma estrella comercialice otras dos versiones: una con una batería de mayor capacidad, y otra que contará también con tracción a las cuatro ruedas al añadir un segundo motor eléctrico instalado en el eje trasero y un nivel de potencia superior.

Este nuevo modelo es el segundo «todocamino» eléctrico de la marca alemana, después del EQC, y viene a sumarse al monovolumen EQV. A esta gama se le sumará, en el mes de septiembre, la berlina de lujo EQS, que no es sino la variante eléctrica del Clase S. Gracias al tamaño de batería y a su consumo (20 kWh/100 km/h), será posible realizar cerca de 300 km sin emisiones nocivas. Por ello, en Mercedes no dudan en apuntar que este modelo tiene un eminente carácter urbano, satisfaciendo las necesidades de quienes realicen frecuentes trayectos interurbanos.

El cuan¡to al interior del nuevo EQA es muy similar al que está presente en el GLA, destacando especialmente su ergonomía y calidad de acabados. Sus plazas delanteras son amplias y cómodas, mientras que el espacio en las traseras es algo más limitado, aunque suficiente para dos adultos. Su maletero, por su parte, sufre una reducción de espacio considerable respecto a un GLA con tracción delantera, al pasar de 435 a 340 litros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.