“Me gusta” no es lo mismo que “Me gustas”, así se titula la nueva campaña publicitaria de la empresa de telecomunicaciones francesa, Orange.

La campaña publicitara es una nueva entrega de “La dictadura del Like”,  vídeos con los que la empresa Orange vuelve a poner el foco en la obsesión de los jóvenes por los “Me gusta” en las redes sociales. Este tipo de anuncios forman parte de la iniciativa  #PorunusoLovedelatecnología, creada por la agencia española Comunica+A para Orange con el objetivo de fomentar un uso responsable de la tecnología en las familias.

Para los jóvenes no recibir suficientes likes puede llevarles a la conclusión de que no son aceptados y generar graves consecuencias. El hecho de que la mayoría de los jóvenes se vea afectada por dar una importancia excesiva a los “Me gusta” ha propiciado que Orange aborde de nuevo esta problemática para darle visibilidad.

A los dos primeros vídeos sobre “La dictadura del Like”: se unen ahora “´Me gusta´ no es lo mismo que `Me gustas`” y “¿Eres lo que publicas?”, el primero en formato ficción y el segundo en forma de experimento social. Con esta serie de videos, la compañía intenta demostrar que la cantidad de likes no deben tener tanta relevancia en la vida cotidiana.

Realidades que inspiran

Cada día se dan más de 4,2 mil millones de likes en Instagram. Esta popular red social, a la que se suben 95 millones de fotos y stories diarios, tiene más de 800 millones de usuarios activos al mes, en su mayoría entre 18 y 34 años. Esta red entre otra de las tantas que existen han causado una cierta obsesión por parte de los usuarios en obtener numerosas cantidades de estas aprobaciones o likes.

Los hechos que relatan los avisos publicitarios de Orange no solo se encuentran muy cercanos a la realidad sino que también, otras mega-producciones se han inspirado en esta nueva obsesión por ser likable  para crear guiones futuristas donde los likes afectan nuestro accionar. Este es el caso del episodio de Black Mirror llamado Nosedive. 

Este es el primer capítulo de la tercera temporada de la serie ya mencionada. Lacie, la protagonista de este episodio, tiene como objetivo  conseguir que su ranking se crezca al 4,5, el número mágico que le permite acceder al apartamento de sus sueños y a la vida perfecta con la que fantasea. Vive en un mundo en el que las personas se puntúan unas a otras según sus interacciones personales, sus fotos, hasta la manera en la que saludan o el aspecto que tienen.

En conclusión el guion de este capítulo narra la historia de un futuro escalofriante donde los personajes viven pendientes de los likes y calificaciones que les dan a sus estados las otras personas. Sus vidas dependen de eso y, por lo tanto, lo que piensan, hacen y sienten está supeditado a su deseo de “gustar”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.