En todo taquillazo americano hay alguna de estas cuatro tres que no pueden faltar: un tiburón, una declaración de amor en la playa y un naufragio en medio del océano. McDonald’s ha querido parodiar los tópicos del cine americano en un nuevo y divertidísimo spot en el que se descubre la verdadera razón que inspira a un actor francés a hacer bien su trabajo.

Cuando se le pregunta dónde encuentra la inspiración para sus brillantes interpretaciones, el actor lo argumenta en tono serio y algo soberbio como algo natural. Sin embargo, la realidad se nos muestra descubriendo que lo que le hace llorar, sufrir o enamorarse es una de las hamburguesas de la cadena de comida rápida.

Creada por la agencia TBWA/Paris, la original campaña es una genial parodia que te sacará, seguro, una carcajada:

Fuente Marketing Directo

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.