Mercedes-Benz EQS, el vehículo insignia de la marca, incorporará un nuevo sistema MBUX Hyperscreen

Pantalla MBUX Hyperscreen

Pantalla MBUX Hyperscreen

La empresa alemana fabricante de vehículos de alta gama, Mercedes-Benz, reveló la nueva, avanzada y enorme pantalla que llevará la futura pieza eléctrica EQS.

Hyperscreen se trata de una pantalla de cristal curva, con una dimensión de 141 cm y una superficie total de 2.432, 11 centímetros cuadrados. Las dimensiones se traducen en que ocupa prácticamente todo el ancho del frontal en el salpicadero, hasta el punto de que el acompañante cuenta con su propio display y control del sistema.

El sistema MBUX, Mercedes-Benz User Experience, simplifica de forma radical el uso y el manejo de un Mercedes-Benz. Presentado en 2018 en la Clase A, hay ahora más de 1,8 millones de Mercedes-Benz circulando que equipan este sistema. Hace unos pocos meses, se presentó la segunda generación del sistema operativo, que debutó con la nueva Clase S. El siguiente gran paso es la posibilidad de incorporar opcionalmente la MBUX Hyperscreen en el nuevo EQS.

El sistema MBUX muestra las funciones correctas en el momento justo, sin dejar atrás el uso de la inteligencia artificial. El sistema de interpretación es sensitivo y está continuamente optimizándose frente a cambios en el comportamiento de uso y factores externos. La firma alemana ha investigado el comportamiento de uso en su MBUX, y ha descubierto que en la mayoría de los casos de uso se limitan a las categorías de Navegación, Radio, Media y Telefonía, por lo que están siempre en el centro de la pantalla.

Como ya se mencionó, integra la Inteligencia Artificial con un software capaz de aprender. El display y el sistema operativo se adaptan al usuario y ofrecen sugerencias personalizadas de entretenimiento, confort y funciones del coche.

El sistema ofrece más de 20 funciones, desde el sistema activo de masaje hasta el recordatorio de cumpleaños, pero también sugerencias de listas de recordatorios to-do list, ofreciéndose todas ellas de modo automático con la ayuda de la inteligencia artificial.

La firma asegura que el uso del dispositivo es ligeramente sencillo e intuitivo gracias al sistema «zero layers» (capa cero o primer plano), que permite al usuario acceder de forma directa a las principales funciones eliminando de esta manera el sistema tradicional de menús y submenús.

Y para que todo funcione a la perfección, hay un total de 12 sensores detrás de la pantalla para interpretar y dar feedback durante su uso. Al tocar la pantalla en ciertos sitios, ésta responde con un sistema de vibración.

Gorden Wagener, jefe de Diseño de Daimler, resume el nuevo dispositivo así: «Con la nueva MBUX Hyperscreen hemos hecho realidad una visión de diseño. Hemos unido tecnología y diseño ofreciendo al cliente un sistema con una facilidad de uso sin precedentes. Nos encanta la simplicidad y con este sistema hemos alcanzado una nueva dimensión», aseguró.

El nuevo EQS que llegará el próximo año contará con la MBUX Hyperscreen. En 2022, aterrizará una variante en clave SUV, ambos englobados en la ofensiva eléctrica de la marca alemana mediante la que lanzará media docena de coches eléctricos más hasta 2022.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.