Dar el paso y decidir hacer un MBA pasados los 35 años no es una tarea fácil. Para las personas inmersas en el ecosistema empresarial muchas veces esta decisión plantea dificultades, como aprender a manejar nuevos horarios, equilibrar el estudio y la familia o modificar la rutina ya instalada en su día a día. En la siguiente nota te contamos cómo es posible a través de la experiencia de participantes del IEEM.

Comenzar un MBA significa embarcarse en un emprendimiento hacia el desarrollo profesional que requiere compromiso, esfuerzo, tiempo y apoyo familiar. Una decisión que implica balancear estos factores y manejar los riesgos y ventajas que conlleva, más aún para aquellas personas que, sumergidas en su vida laboral, se encuentran alejadas de las aulas.

Reordenar nuestro cronograma de actividades y lograr un balance que permita una dedicación horaria medida tiene su recompensa, ya que la estrategia detrás de los programas MBA, contemplan objetivos concretos y brindan retorno a corto y largo plazo, aplicable de forma inmediata a la vida profesional.

Virginia Brause, socia fundadora del estudio Jiménez de Aréchaga, Viana & Brause, comentó: “Es cada vez más importante estar informados para poder captar hacia dónde va el mundo”.

El programa Máster en Dirección y Administración de Empresas del IEEM en su formato Senior se presenta como una oportunidad para enriquecer la carrera profesional. En el corto plazo, destacan el trabajo en equipo, la discusión de casos y la dinámica de las clases que se adapta a sus horarios.


¿YA SABÉS QUÉ VAS A HACER POR LA SEGUNDA MITAD DE TU VIDA PROFESIONAL?


Juan José Cabrera, socio de Deloitte SC, afirma en relación con las dinámicas horarias: “es solamente organizar los momentos” y destaca que es una actividad que vale la pena desarrollar.

Por otra parte, en el largo plazo, se reconoce que aporta un retorno en la inversión vinculado al crecimiento profesional, consecuencia directa del principal objetivo del programa: el desarrollo de las habilidades y capacidades, tanto teóricas como prácticas, que hacen a un buen directivo.

María De Los Ángeles Piqué, directora técnica de Asistencia Social SEMM añade: “Llegó un momento en el que me di cuenta que tenía que complementar el conocimiento con otras áreas por afuera de lo que es la mía”, y reconoce el valor de la formación integral.

En lo que refiere a las visiones de las distintas disciplinas integradas en la propuesta del MBA Senior del IEEM: “Es muy interesante intercambiar experiencias con personas que no están en los mismos rubros”, afirma Álvaro Pérez, gerente general de Synapsis.

Date una oportunidad para reflexionar sobre tu carrera profesional, expectativas y oportunidades (conocé tu perfil aquí)

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.