El grupo Altria, fabricante de Marlboro en EE.UU., invirtió millones de dólares para incursionar en negocio del cannabis y se convirtió en una de las primeras grandes tabacaleras en ingresar a este mercado.

La compañía con sede en Virginia, Estados Unidos tendrá una participación de 45% en Cronos, el proveedor canadiense de marihuana medicinal y recreativa. El acuerdo incluye una garantía para adquirir acciones adicionales durante los próximos cuatro años que podrían otorgar a Altria una participación de 55% en la compañía de Toronto.

La inversión inicial, que le otorgaría el 45% de las acciones dela empresa canadiense se realizaría por un total de  1.800 millones de dólares y a esta cifra se le agregarían unos 1.400 millones de dólares más por la garantía acordada.

Cuando se supo de las negociaciones entre ambas empresas, las acciones de Cronos crecieron hasta un 14% en una sola jornada en Nueva York, haciendo elevar su capitalización bursátil a 1900 millones de dólares. Este viernes, al cierre de la del mercado, la empresa canadiense emitió un comunicado en el cual afirmó que estaba «participando de negociaciones vinculadas a una potencial inversión» por parte de Altria.

Las negociaciones se han gestado en un contexto en donde grandes empresas se han interesado por el mercado de la marihuana y luego de esta inversión se espera que los consumidores gasten 57,000 millones  de dólares por año en todo el mundo en cannabis legal para 2027, según Arcview Market Research, una firma de inversión enfocada en el cannabis.

La enorme inversión de Altria ha desencadenado un elevado interés por las compañías de cannabis que han comenzado a instalarse en Canadá, donde este año se legalizó el uso recreativo. Tras la euforia inicial, el sector llevaba en bolsa dos meses a la baja. Pero luego de las negociaciones, las acciones de las empresas cannabicas se acercaron a un máximo histórico.

Se espera que el rápido crecimiento en el mercado de cannabis continúe a medida que se amplíe la legalización en los Estados Unidos y que cambien las normas sociales. “Creemos que el cannabis es una excelente opción estratégica para el tabaco”, dijo un analista de Jefferies, porque “conocen la producción, cómo lidiar con los reguladores, y están a la vanguardia de la tecnología de vaporización”.

En los últimos tiempos grandes compañías tabaqueras han decidido explorar este sector y al parecer, si continúa la legalización de la marihuana en el mundo como ocurrió en Canadá, se convertiría en un nuevo modelo de negocios para las empresas.

Pioneros en la industria tabacalera, pero no en el mundo.

Si bien Marlboro es una de las pioneras en combinar el negocio del cannabis con el del cigarrillo, no son la primera empresa internacional en incursionar en este negocio.

En setiembre de este año, Coca-Cola comenzó las negociacionescon Aurora Cannabis, una de las tres principales productoras canadienses de marihuana, para desarrollar bebida gaseosa basada en el cannabis. La misma no contendría THC, su principio psicoactivo, pero sí su aroma y sabor.

Constellation Brands, el grupo que fabrica la cerveza Corona, también anunció este año una inversión de 4.000 millones de dólares en Canopy Growth, una empresa canadiense de marihuana. La empresa ya había comprado en octubre del año pasado el 9,9% del capital de la compañía canadiense y además, podrá convertirse en socio mayoritario si en los próximos tres años ejerce el derecho de adquirir instrumentos financieros negociados con Canopy.

Tambien Diageo, la compañía de bebidas alcohólicas que tiene en su poder a la marca Johnnie Walker, se vio atraída por este mercado y se encuentra en conversaciones con algunos productores canadienses de cannabis pero aún no logró concretar las negociaciones.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.