Un mes después de que se anunciara la inclusión de la marca a la lista negra de empresas del Departamento de Comercio, EEUU le pone fin al bloqueo y Huawei ve un futuro, para sus celulares, más despejado.

El objetivo de EEUU era China y el explosivo con el que quería impactar a este país fue dándole el veto a la empresa Huawei. Las consecuencias no solo fueron no poder vender sus productos en el mercado “yankie”, sino que también se le prohibió a cualquier empresa hacer negocios con el gigante chino bajo la sospecha de que Huawei podría suponer una amenaza para la seguridad nacional.

El pasado sábado, en el marco del reinicio de las negociaciones comerciales con China, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado que las empresas norteamericanas podrán volver a vender tecnología de la marca Huawei y podrán, también, volver a hacer negocios con ellos.

«Enviaremos y venderemos a Huawei una tremenda cantidad de productos que emplean en las cosas que hacen. Y dije que ‘perfecto’Seguiremos vendiéndoles estos productos» ha dicho el mandatario de EEUU.

El veto que Trump había puesto a la compañía China les impedía utilizar el sistema operativo de Google en los futuros celulares que lancen así como otras aplicaciones como Google Maps o Gmail, pero la mayor complicación a la que se enfrentaban era a un mundo sin Android.

Pocos días después de que Google anunciara que se sumaba al bloqueo, la compañía dio cifras sobre el impacto de las ventas donde se habló de un 40% menos en todo el mundo. La empresa llegó a comunicar que iban a cerrar en el 2019 con unos ingresos de 30.000 millones de dólares inferiores de lo que debería ser debido al bloqueo.

Se apunta a que Huawei recuperará sus ingresos más pronto que tarde, pero entre la marca y sus consumidores ya se ha establecido una brecha de confianza que impedirá que la recuperación de la compañía sea tan pronto.  No podrán recuperar de la noche a la mañana a aquellos consumidores que en el último tiempo se fueron a manos de la competencia y a todos aquellos que temieron que sus teléfonos dejaran de funcionar. Huawei deberá hacer una campaña de marketing y una comunicación solida muy eficiente.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.