El gigante del ecommerce anunció que a partir de este mes pondrá en modo de prueba el nuevo servicio Wardrobe. Este le permitirá a sus usuarios premium probarse la ropa antes de comprarla.

Amazon boxes are seen stacked for delivery in the Manhattan borough of New York City, January 29, 2016. REUTERS/Mike Segar/File Photo CODE: X90033

El sistema implica que quienes compren ropa a través de Amazon y posean una cuenta premium, podrán poseer hasta quince prendas por una semana para probarlas.  

En la página de Amazon se especifica que los clientes no tendrán que hacer ningún tipo de desembolso para poder probarse la ropa y poseerla por una semana, solo pagarán por aquellas prendas que decidan poseer.

El nuevo servicio implica que los usuarios pueden seleccionar entre tres y quince prendas de las más de un millón que la tienda ofrece. Recibirán los artículos con una etiqueta prepagada que se puede cerrar una vez que se haya probado la prenda dentro del plazo de una semana.

El nuevo servicio implica que los usuarios pueden seleccionar entre tres y quince prendas de las más de un millón que la tienda ofrece. Recibirán los artículos con una etiqueta prepagada que se puede cerrar una vez que se haya probado la prenda dentro del plazo de una semana.

En el caso que quieran devolver alguna prenda pueden solicitar que las recojan a su domicilio de manera gratuita o depositar la caja en UPS, la compañía de mensajería. Este es un beneficio más que se sumará a los que ya gozan los clientes premium, como el acceso a películas o la extensión de los costes de envío.

Según el comunicado emitido por la empresa, el servicio estará disponible para los 50 estados de los Estados Unidos más allá de las restricciones que puedan tener algunos puntos específicos.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.