Debido al endurecimiento de las tasa en los Estados Unidos los mercados asiáticos se tiñeron de rojo por la tendencia mundial. Mientras que los inversores intentaron refugiarse en valores como el yen y el oro, Tokio, Hong Kong y Shanghái fueron los más afectados.

Tokio perdió un 2.32 por ciento al cierre según el índice Nikkei 225 de la bolsa. Por otro lado, la bolsa de Hong Kong cayó más del 3 por ciento. Por su parte Shanghái se derrumbó más del cuatro por ciento.

Estos factores siguieron la tendencia tras la caída en Wall Street done el índice Dow Jones cayó 4,15%. Luego de casi dos semanas de espasmos en la economía se teme que la suba de precios lleve a un alza de las tazas de mayor interés.

Después de un 2017 excelente y el inicio del 2018 excepcional el índice Nikkei de Tokio opera en torno a los mínimos.  Al mismo tiempo el Banco Central Europeo se encuentra por terminar el programa de estímulos.

Muchos analistas se muestran bastante optimista por los paramentaros de la economía en Estados Unidos y en el resto del mundo. Sin embargo, establecen que continuarán los altibajos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.