Los colores siempre han estado asociados a distintos significados, en tanto la paleta de colores fríos llaman a la calma, los colores cálidos comúnmente crean un estado de ánimo más agitado. Pero, ¿cómo influye esto en el consumidor?

Como explicamos anteriormente, los colores fríos llevan al consumidor a sentirse más a gusto, tranquilo y en calma a la hora de estar en un espacio, en tanto lo colores cálidos se transforman en la contra cara, no solo por ser más estridentes en algunos casos, sino porque además genera apetito, estado de alerta y agitación.

En relación con el mundo gastronómico, más allá de los colores fríos o cálidos, un grupo de investigadores de la Universidad de Dayton se propuso indagar sobre cuál es el color que se debe utilizar a la hora de aumentar las ganancias y propinas.

El resultado que arrojó el estudio es que el color dorado aumenta las propinas recibidas. Según la investigación aquellos mozos que recibieron la propina en bandeja dorada recaudaron una media del 21,5% de propina, mientras que los que recibieron una bandeja negra dejaron el 18,9%.

“El dorado tiene un significado tradicional de superioridad, de estatus. De ahí que las compañías utilicen este color en sus programas de fidelidad”, explica Na Young Lee, responsable del estudio.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.