Los accionistas buscan el reemplazo de Mark Zuckerberg en la presidencia de la junta directiva de Facebook por una figura independiente, con el fin de mejorar el gobierno dentro de la red social.

Algunos fondos con acciones en Facebook respaldaron una propuesta para sacar a Mark Zuckerberg, CEO de la compañía, de la presidencia por lo que consideran ha sido un mal manejo de varios escándalos de alto perfil.

Los tesoreros estatales de Illinois, Rhode Island y Pensilvania, junto con el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott Stringer, presentaron de forma conjunta la propuesta. Los fondos se unieron a la iniciativa presentada en junio por el fondo de cobertura Trillium Asset Management.

La propuesta, que se votará en la próxima reunión anual de accionistas de la compañía en mayo de 2019, demanda que el cargo de presidente del directorio de Facebook sea independiente.

La propuesta señala que la falta de presidente y supervisión del directorio ha contribuido a que Facebook se haya “manejado mal” en varias controversias graves, incluida la intromisión rusa en las elecciones estadounidenses y la filtración de datos de Cambridge Analytica que que socavaron la confianza de los usuarios y afectó la imagen pública de la red.

Se espera que la votación sobre el asunto se aborde en la próxima asamblea general de la compañía, con sede en Menlo Park, California. Sin embargo, algunos analistas consideran inviable que ocurra la salida de Zuckerberg, porque el actual presidente de Facebook controla casi el 60 % del poder de voto de los inversionistas.

Más allá de que la posibilidad de que Zuckerberg se aleje de la compañía parece imposible, este movimiento que han realizado los accionistas demuestra el descontento de los inversores con la gestión del fundador de Facebook tras las crisis de los últimos meses.

“La figura de un presidente independiente es esencial para sacar a Facebook del caos en el que se encuentra y restablecer la confianza de los americanos y los inversores en la compañía”, ha afirmado en un comunicado Scott Stringer, responsable del fondo de pensiones de Nueva York.

Las cosas para Facebook no vienen bien

Las acciones de la tecnología acumulan una caída cercana al 10% en 2018, un año en el que la red social se ha visto salpicada por varios escándalos, como el de Cambridge Analytica  o el ataque informático que habría permitido el acceso a los datos de 50 millones de cuentas, hace pocos días.

Además, la desconfianza por parte de los usuarios no ha parado de incrementarse y esto se ha visto reflejado de forma directa en el estancamiento del crecimiento empresarial en tanto a sus ingresos, así como también en el número de usuarios que forman parte de la red social.

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.