Walt Disney se ha convertido en una máquina de hacer dinero. Mickey Mouse es una marca global de multimillonaria. De hecho, este ratón podría ser el activo más valioso de la cartera de Disney (el mercado de valores lo valora en 180 millones de dólares).

Y todo empezó como un ratón de dibujos animados. ¿Cómo es posible? Disney creó una plataforma comercial en torno a una única pieza. Pero detrás de cada episodio el ratón, hay una lección de negocio.

1

Volvamos al ratón que Walt Disney creó en 1928. La historia se vuelve interesante cuando te fijas en las diferentes maneras en las que Disney trabajaba al personaje y en cómo ha sido capaz de convertirlo en una fuente de ingresos: dibujos animados, programas de televisión, películas, libros, productos de merchandising…

2

Mickey y su amiga Minnie, han llegado a ser fuentes de inspiración de parques temáticos, donde residen como la reina y el rey.

3

Ha basado su negocio en el lema: “una creación de usos múltiples”, algo que ha utilizado con cada personaje o historia.

4

Entonces, ¿qué se puede aprender del enfoque de Disney? La diversificación. Basan el crecimiento de la empresa comprando nuevos negocios fuera de los productos y mercados que tenían en un inicio. El hecho es que empezaron haciendo películas y ahora tienen hasta tiendas físicas para vender disfraces, peluches y un sin fin de artilugios relacionados con sus películas.

20060204172005

Además, Walt Disney World es un generador de experiencias memorables. Hay un momento en la vida en el que los productos de Walt Disney se convierten en un estilo de vida para sus clientes. El impacto que tiene en la vida de cada uno de sus visitantes es tan poderoso que se convierten en sus principales promotores.

6

En los últimos años, Walt Disney Company ha tenido un gran éxito conquistando al todos los públicos. Sus películas animadas son queridas por públicos de todas las edades. Pero el gran paso ha sido producir películas como Los Piratas del Caribe o High School Musical. Esta empresa ha sabido aprovechar al máximo los segmentos que anteriormente estaban olvidados o poco explotados: los niños y los adolescentes

7

Pero si hay algo que aprender de la estrategia de Disney es su capacidad de adaptación. Los tiempos cambian. Poco tienen que ver las animaciones que dibujaba Walt a mano con las técnicas de animación actuales. Walt Disney ha sabido mantenerse en el corazón de los consumidores ofreciendo nuevas experiencias, nuevas historias y nuevos formatos.

8

Disney es uno de los mejores ejemplos de marketing. No importa que Mickey Mouse sea el ratón más famoso del mundo: siempre necesitarás hacer marketing y fortalecer tu branding.

9

A día de hoy, Disney está dividida en cuatro divisiones con un entramado empresarial bastante numeroso: productoras y distribuidoras, medios de comunicación, parques de atracciones y productos de consumo.

Fuente: Forbes

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.