Después de los fuertes escándalos en los que se vio atrapada Uber la empresa se encuentra en un crisis de liderazgo. El hecho es que los problemas que atraviesa y atravesó la compañía de transporte pueden servir como un buen ejemplo para muchos empresarios y emprendedores.

An illustration picture shows the logo of car-sharing service app Uber on a smartphone next to the picture of an official German taxi sign in Frankfurt, September 15, 2014. A Frankfurt high court will hold a hearing on a recent lawsuit brought against Uberpop by Taxi Deutschland on Tuesday. San Francisco-based Uber, which allows users to summon taxi-like services on their smartphones, offers two main services, Uber, its classic low-cost, limousine pick-up service, and Uberpop, a newer ride-sharing service, which connects private drivers to passengers - an established practice in Germany that nonetheless operates in a legal grey area of rules governing commercial transportation. The company has faced regulatory scrutiny and court injunctions from its early days, even as it has expanded rapidly into roughly 150 cities around the world. REUTERS/Kai Pfaffenbach (GERMANY - Tags: BUSINESS EMPLOYMENT CRIME LAW TRANSPORT)

La empresa es considerada como una de las startups más exitosas del mundo, sin embargo esto no la exoneró de atravesar algunos inconvenientes. En primer lugar, lo que se puede aprender de la crisis de Uber es la importancia de construir una cultura empresarial.

Cualquier compañía, sin importar su tamaño deben decidir cuáles serán sus principios, su importancia y la consecuencia de no cumplirlos. Estableciendo fuertes bases cuando la empresa crezca tendrá mejores cimientos y más aún cuando lo hacen de manera acelerada como fue el caso de Uber.

Otro factor importante es considerar el tipo de prácticas en las que se verá involucrada la empresa y Uber estuvo vinculado con algunas poco éticas. No hace falta mencionar los casos de abuso sexual, de robo de información. Eso se puede solucionar tomándose el tiempo indicado a la hora de seleccionar a una persona para corroborar que comparte los valores de la empresa.  

Las crisis en los liderazgos pueden conllevar a que los empleados pierdan orgullo de pertenecer y no se sientan acorde a su trabajo con lo que perderán desempeño y productividad.

Las crisis de este tipo también afectarán a las relaciones con los usuarios. Este es otro factor que se puede aprender de Uber, hay que pensar en los clientes. Todo negocio se basa en la confianza y los consumidores son cada día más críticos y exigentes. Se podría llegar a decir que una empresa existe porque el consumidor lo quiere. No es tanto la tecnología o la innovación, hay que cuidar a la parte humana.

Una vez que sucedió un problema o se cometió un error, lo mejor que se puede hacer es aceptarlo y reconocerlo. Cuando el esfuerzo por explicar el problema y solucionarlo sea sincero, entonces será percibido de manera positiva por parte de los usuarios y empleados.

Este aspecto es uno de los aciertos que hay que adjudicar a Uber. Una vez que se realizaron las acusaciones por abuso sexual la empresa inmediatamente se encargó de investigar y obtener asesoramiento al respecto.

Si bien algunos expertos afirman que la crisis en la que se encuentr Uber es importante, otros están seguros de que la compañía pasará esta etapa ya que para ellos todo dependerá de la formación de un liderazgo fuerte que asuma los problemas y se conecte con la parte humana.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.