En esta nota te contamos cómo la tendencia de dejar crecer la barba ha perjudicado a las empresas que venden productos para el cuidado facial masculino.

Según expertos sobre el tema, cada vez más hombres se dejan crecer la barba, e incluso aquellos que se afeitaban a diario para ir al trabajo se ven cómodos mientras se desvanece el tabú sobre el vello facial. En los mercados desarrollados, la cantidad promedio de veces que los hombres se afeitaron por semana ha disminuido de 3,7 a 3,2 en la última década, estimó Gillette -uno de los más afectados con esta nueva moda-,  con base a sus últimos estudios de consumo.

Aunque la desaceleración pueda parecer trivial, las ventas de cuchillas manuales y navajas para afeitar en Estados Unidos disminuyeron en los últimos tres años, de junio a 2018, las ventas cayeron un 5,1% en comparación con el mismo punto del año anterior.

La disminución en ventas ha afectado a todas las empresas que comercializan cuchillas, como P&G, BIC y Edgewell Personal Care, dueño de Schick y Wilkinson Sword. P&G  cayó más de 13 puntos porcentuales, entre 2012 y 2017 y las ventas de Gillette cayeron un 24%, durante el mismo periodo de tiempo.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.