Las series que acabaron hace décadas siguen trasmitiéndose por televisión o en plataformas de contenidos online en todo el mundo y siguen facturando, hasta incluso más que cuando se estaban grabando.

Cuando la última temporada de la serie Friends salió al aire en 2004, los seis actores protagonistas recibían un salario estimado en US$1 millón por cada episodio de media hora.

A pesar de que no hay nuevos episodios de Friends desde hace 14 años, la serie sigue generando enormes ganancias por las reposiciones, tanto para Warner Bros como para el elenco protagonista.Según informaba el diario USA Today en 2015, Warner Bros ingresa US$1.000 millones al año gracias a esta serie, de los que 20 millones van a parara a los actores.

Algo similar está ocurriendo con The Big Bang Theory, que llegará a su fin el próximo mayo. El éxito de la serie le permitió ingresar US$1.830 millones por anuncios publicitarios a CBS en 2016, según Kantar Media.

Desde su estreno en 2007, el programa ha generado ganancias cercanas a los US$1.500 millones, solo por sus repeticiones en el mercado local.Y sus protagonistas, según Forbes, ganan US$1 millón por cada episodio, más un porcentaje de las ganancias del show.

Es el éxito luego del fin lo que ha marcado el destino de conocidas series como Seinfeld, «La Ley y el Orden», «Los Simpsons», CSI, Sex and the City, NCIS, Two and a Half Men, Friends y muchas otras.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.