La plataforma social, Facebook, ha desarrollado distintos sistemas de control para que las publicidades difundidas en la página no sean ofensivas o contengan elementos políticos. Pero un programa de computadora no puede hacer todas las revisiones, dejando varios de estos anuncios en la red social, perjudicando su reputación.


Facebook está atravesando una de sus mayores bajadas de reputación en el momento, y todo tiene que ver con Donald Trump (Presidente de los Estados Unidos), anuncios ideológicos políticos y las noticias falsas (fake news).

Es más, Facebook está declarando ante el Parlamento de Estados Unidos sobre el rol que cumple al momento de parar con las influencias políticas y la expansión que están desarrollando en los anuncios digitales. Pero la famosa red social ya está encaminada con soluciones para reducir la “posverdad” que se difunde en su medio.
Entre las soluciones planteadas para mejorar el control de los anuncios digitales, Facebook ya confirmó que optimizarán los algoritmos de control de contenido para identificar las fuentes sospechosas y los asuntos que no son verdadero, es decir, fake news.
Además, como ya hemos mencionado en Mundo Marketing, Mark Zuckerberg, decidió contratar aproximadamente mil colaboradores que supervisar los contenidos pagos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.