Según un estudio realizado en México, las empresas digitales crecerán 10 veces más que las tradicionales y para entender sobre este fenómeno, Mundo Marketing hablo con Fernando Oliva, socio de la consultora Deloitte.

Las empresas de servicios digitales como video, hogar inteligente y videojuegos crecerán 10% para el año 2022, mientras que las empresas de telecomunicaciones tradicionales -que solo brindan telefonía, tv e internet- crecerán solo 1.5%, según un estudio de Ovum, presentado durante el foro Conect México.

Se estima que para el 2022, el uso de los servicios digitales serán motivo del 60% de los ingresos del total de la industria, explica el grupo de investigación. Netflix es una de las empresas más ejemplificantes vertiginoso crecimiento de las empresas digitales. La plataforma de streaming, logró crecer 34% en apenas un año.

Sin embargo, tanto en México -país donde se lleva a cabo el estudio-, como en otras partes del mundo, las compañías aún no tienen idea de cómo alcanzar una trasformación digital.

La tendencia de moverse hacia el mercado digital es un hecho. Cada vez son más la compañía que buscan desarrollar estrategias para ambos modelos de negocios y adaptarse a un contexto “La pregunta no debería ser si es rentable o no la digitalización, porque a esta altura es una cuestión de supervivencia. Cuanto más tarde y lento sea el proceso, más difícil va a ser la adaptación a las nuevas reglas de la industria 4.0”, explicó Fernando Oliva, Contador Público y Master en Dirección y Administración de Empresas, a Mundo Marketing.

En relación con lo anteriormente mencionado, Oliva destacó que lo importante dentro de cualquier estrategia es pensar en el cliente, por que en definitiva van a ser los consumidores quienes decidan el rumbo de la empresa. Adaptarse a sus necesidades antes de que la competencia les dé lo que buscan, es clave.

Las empresas digitales tienen un gran potencial afirmó el Contador, ya que, “rompen paradigmas, no dan nada por sentado y se enfocan en resolver las necesidades de sus clientes de forma innovadora incorporando ágilmente tecnologías de punta, por ejemplo: Big Data, Inteligencia Artificial, Robótica, Cloud, entre otras”. No en vano y a consecuencia de esto, los sectores vinculados al uso de información y el contacto con los clientes son los que más desarrollan el modelo de negocios digital.

“La diferencia -entre empresas digitales y tradicionales-, está en que las empresas nativas digitales tienen una concepción de su forma de trabajo, de su visión sobre el cliente y de cómo satisfacer sus necesidades, que las vuelve únicas y muy competitivas. Hay que tener cuidado con el concepto de 100% digital, ya que no siempre se aplica a nivel de una empresa en su totalidad. El éxito está en la combinación de activos digitales con los físicos. Amazon es un excelente ejemplo, su éxito está en la combinación de una gran cantidad de activos para generar una excelencia en el servicio al cliente y la monetización de estos”, expresó Oliva.

Por otra parte, el Master en Dirección y Administración de Empresas explicó que no hay un tiempo promedio para establecerse como empresa digital, pero que, si hay que tener en cuenta que, en la actualidad, el ciclo de vida de la marca es cada vez más reducido, por lo que se vuelve de vital importancia “comenzar respondiendo preguntas de índole estratégico y después pasar a la acción de forma rápida y escalable”.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.