El liderazgo del sector financiero está perdiendo impulso frente al tecnológico, pese a que su número de empresas es un 50% superior; las empresas de servicios de consumo están desplazando a las de ‘toda la vida’: industriales y energéticas.

La capitalización de las 100 empresas más grandes del mundo aumentó en 2,6 billones de dólares hasta los 20 billones, lo que supone un 15% más que en 2017. El 48% del crecimiento procedió de empresas estadounidenses, pero su aporte fue un 63% inferior.

Las compañías chinas contribuyeron en un 40% al aumento de la capitalización bursátil de la lista y su ascenso contó con incorporaciones tan poderosas como las de los gigantes de internet Tencent y Alibaba, según la clasificación que elabora cada año la consultora internacional PwC y que confirma la tendencia que se constata en los últimos años del paulatino cambio de liderazgo empresarial y económico mundiales.

En un tiempo récord las empresas de China se han colocado en el segundo puesto mundial, y seguirán subiendo.La presencia de grandes compañías chinas sigue en aumento a un ritmo creciente, hasta el punto de que su cantidad ha crecido ligeramente, al contrario que el de las estadounidenses, como ya lo demostraron las cifras.

En los últimos nueve años las empresas tecnológicas han seguido un curso imparable acumulando una revalorización de algo más de cinco veces, frente a una media de dos en el resto. Lo mismo puede decirse de las empresas de bienes de consumo, como Amazon, cuya capitalización creció un 399%.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.