Las ventas de la compañía han bajado en los últimos años, y aunque sigue ocupando el primer lugar entre las empresas de ropa interior femenina en Estados Unidos, la marca enfrenta dificultades.

Las acciones de su compañía matriz, L Brands, han caído cerca de 40% en lo que va de 2018, convirtiéndose en una de las grandes decepciones de Wall Street. La firma ha impulsado una estrategia de grandes rebajas aunque aún no muestra resultados y además los inversionistas demuestran haber perdido la confianza en la empresa.

“El juego se acabó”, escribió recientemente Randal Konik, analista especializado en la industria de la lencería. Y señaló que el público se esta dirigiendo a marcas más convencionales a la hora de comprar ropa interior.

El crecimiento del comercio electrónico ha afectado a la marca ya que, las 1.200 tiendas de Victoria’s Secret tiene en Estados Unidos y Canadá estén ubicadas en centro comerciales y en estos últimos tiempos el tráfico en estos espacios se ha reducido considerablemente.

La empresa ha tomado medidas al respecto y más allá de las estrategias de ofertas a corto plazo, una de las decisiones más concretas que ha realizado es el cierre su linea de carteras Henri Bendel luego de 123 años de presencia en el mercado.

Pero más allá de la estrategia comercial de la firma, existe la discusión sobre si la imagen de mujeres esculturales que promueve Victoria’s Secret ha perdido su atractivo.

“Hay dos elementos en la industria de la lencería que están afectando la popularidad de las marcas: comodidad y pensamiento positivo sobre el cuerpo”, dice Jo Lynch, editora de lencería de WGSN, firma consultora que anticipa tendencias en el mundo de la moda.

Las consumidoras jóvenes “aprecian el uso de un amplio rango de formas, tamaños, origen étnico y edades”, explica Lynch. Desde Victoria’s Secret se han tenido en cuenta estas cuestiones, ya que, es cada vez más común en su staff ver modelos muy diversas y con distintos atractivos.

Por parte del público seguidor de la marca, se espera que este año, en su famoso desfile anual que se llevará adelante en el mes de noviembre, la marca sorprenda con nuevos modelos. Sin perder la escancia de la empresa, es decir, la sensualidad, la femineidad y la delicadeza, el publico está expectante ante la posibilidad de una colección arriesgada y que tenga en cuenta las nuevas necesidades de sus clientes: la comodidad.

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.