La tecnología se ha hecho parte de nuestra vida y nos acompaña a lo largo del día. La magia de esta herramienta nos permite solucionar con rapidez, la típica pregunta que nos hacemos al levantarnos: ¿qué me pongo?

Crecen en Internet los negocios de ‘personal shopping’ estos negocios constan en un registro que le permite a las clientas recibir ropa elegida por expertos en estilismo.

La clienta o cliente se registra en la página y cumplimenta un cuestionario con la información necesaria para que un personal shopper se haga una idea de lo que busca: talla, estilo, ocasión -el uso que se va a dar a la ropa: salir, trabajo, etc. Con esos datos, el experto elige varias prendas, conforma una bonita caja con ellas, y la envía al cliente. Este puede elegir con qué se queda y devolver gratis lo que no.

El consumidor, en general, ha cambiado mucho en los últimos años. Pero si hay un target que ha cambiado especialmente es el femenino. Las mujeres de ahora quieren que las marcas les ofrezcan experiencias de compra más personalizadas y rápidas, disminuyendo al mínimo la fricción.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.