El éxito de Netflix propasó los límites de la compaña. Lo cierto es que estableció un nuevo formato de reproducción que se ha multiplicado por la industria.  Netflix cuenta con más de 100 millones de usuarios en los cuales ha producido algunos efectos, sobre todo en los modelos de consumo.

Los cambios tecnológicos traen consigo cambios en la forma de vivir. Según un estudio de Journal of Clinical Sleep Medicine, más del 80 por ciento de los usuarios de Netflix (jóvenes y adultos) se identifican a sí mismos como observadores compulsivos, el 20 por ciento afirma que el consumo que realiza del servicio es de 2 a 4 horas por semana. Existen también, aquellos que destinan su tiempo además, en visionar hasta cinco capítulos de una serie en una misma sesión.

Aquellos que se definieron como observadores compulsivos, poseen un 98 por ciento más de probabilidad a tener una mala calidad de sueño. Gran parte de esta adicción se debe a la posibilidad de acceder a Netflix desde diversos dispositivos, siendo de muy fácil acceso a cualquier hora del día y en cualquier lugar.

La adicción hacia este servicio lo conoce de sobra Netflix, quien triplicará la inversión en sus contenidos, al gastar 2 mil 500 millones de dólares este 2017 a 7 mil millones de dólares para 2018, mitad para pagar licencias de producciones de otras compañías y el otro 50 por ciento para producciones propias.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.