Tal vez muchos recuerden Ataque de pánico, el cortometraje que catapultó a la fama al joven director de cine uruguayo Fede Álvarez. Pasaron los meses y surgió la posibilidad de dirigir en Estados Unidos su primera película, Evil Dead, que explotó en la taquilla y le permitió ganarse su lugar en el género.

Durante una entrevista exclusiva con CARA MÍA, la revista sobre celebrities y lifestyle líder del mercado hispano en EEUU y Latinoamérica, el cineasta recuerda su llegada a Hollywood. “Hice un cortometraje con muy poco presupuesto en Uruguay, donde he vivido toda mi vida”, explicó en referencia a Átaque de pánico, proyecto que le abrió las puertas en la industria estadounidense.

Durante su periplo por la capital del cine, Álvarez aprendió que “no hay nada que sea demasiado grande, o que no se pueda realizar, si la idea es buena”. Recuerda, feliz por haber cumplido un sueño, que “para cualquier persona que le gusta el cine o que quiere hacer cine en Hollywood, obtener los recursos para hacerlo es posible”.

Hace un par de días, el joven director estrenó su nueva película, Don’t breathe (No respires), un largometraje fiel a su estilo (thriller con una buena dosis de terror), que lidera la taquilla de los Estados Unidos luego de destronar con facilidad a Escuadrón Suicida. La película costó menos de diez millones de dólares y recaudó 26 millones en tres días, superando ampliamente las expectativas previas. Cuenta con el guion de Rodo Sayagués y la dirección de fotografía de Pedro Luque, ambos uruguayos.

Don’t Breathe cuenta la historia de tres jóvenes que ingresan robar a una propiedad creyendo que será una tarea fácil, sin saber que su inquilino -un hombre ciego y solitario- es mucho más peligroso de lo que creen. La película se estrenó en Estados Unidos el 26 de agosto, y llega a Uruguay el 8 de septiembre.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.