Casi la mitad de las organizaciones en España han extraviado pendrives con información confidencial en el ámbito laboral y de cada cinco, una sufre daños sin arreglos, según muestra el último estudio de Kingston.

0023496406

Uno de los temas que más preocupan a las empresas es la ciberseguridad, sobre todo con la aprobación del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), el cual entró en vigor en mayo de 2016 y comenzará a ser aplicable a partir de mayo del próximo año.

Tomando en cuenta todo esto, Kingston quiso investigar hasta donde están comprometidas con este tema las empresas. Así es como desarrolló un estudio que analiza la seguridad laboral desde el comportamiento de los empleados, tomando como centro las memorias USB, ya que implican un riesgo alto de filtración de datos por su gran porcentaje de uso (63%).

Uno de los datos destacados que dio la investigación fue que casi la mitad de las empresas ha perdido alguna memoria USB con información confidencial de la organización. También siendo que, en el 94% de las veces, estos dispositivos no tenían cifrado por hardware, facilitando el robo de datos.  Pero, a pesar de esto, los empleados no muestran mucha preocupación.

Por otro lado, la mitad de los encuestados expresan que sus empresas planifican incrementar sus esfuerzos para ajustarse al Reglamento General de Protección de Datos, la cual, entre otras medidas, exige la implementación de cifrado, también sistemas de doble factor de autenticación. Además de que el incumplimiento de esta ley puede llegar a costar una multa de 20 millones de euros.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.