El 68% de los usuarios se siente molesto cuando abre por error un anuncio, y un 45%, frustrado.

Síndrome de los dedos gordos

¿A quién no le ha pasado? Está uno tranquilamente navegando por Internet en el móvil, y aparece un anuncio en medio de la pantalla. Uno trata de clickear en la crucecita para eliminarlo, pero lo cierto es que todo lo que consigue es ser redirigido a la página del producto anunciado. Lo mismo ocurre cuando uno trata de pinchar en algo que le interesa y termina clickeando en algo que está encima, o debajo, o a un lado (y que resulta que es un anuncio).

Es lo que se conoce como el síndrome de los dedos gordos, y es consecuencia del reducido tamaño de las pantallas, la sensibilidad de las mismas y el grosor de los dedos de los usuarios. Un fenómeno que lleva años poniendo en jaque a la industria publicitaria móvil, ya que el porcentaje de anuncios clickeados por error en el móvil no es pequeño precisamente.

Así lo vuelve a demostrar una reciente encuesta de Retale, reseñada por BizReport, en la que los propios usuarios reconocieron que cuando hacen click sobre un banner en sus dispositivos móviles, es generalmente por accidente (así lo considera el 60% de los encuestados), normalmente debido a que la pantalla es muy pequeña, un patinazo del dedo o ambas cosas.

Además, los usuarios que clickean por error en un anuncio no suelen estar muy receptivos a su contenido, y el 64% de los internautas asegura que es muy poco probable que presten atención a un banner clickeado por error, mientras que un 29% sí que suele fijarse en ellos.

Como explican desde Retale “Los usuarios de móvil no muestran ningún aprecio por los anuncios clickeados accidentalmente. Están demasiado frustrados con la experiencia para que les importe, lo que significa más dólares y oportunidades malgastados por las marcas”.

De hecho, esos clics realizados por error generan sentimientos bastante negativos: al 68% les molestan, al 45% les frustran y al 22% les enfadan, y una buena prueba de esto es la popularidad creciente de los bloqueadores de anuncios para la pequeña pantalla. En cuanto a los canales móviles donde es más habitual clickear anuncios por error, 7 de cada 10 citan simplemente la web y los sitios de noticias, el 50% las redes sociales, el 47% los juegos y el 45% los vídeos.

¿Cómo acabar con el síndrome de los dedos gordos?

A pesar de que el tamaño de las pantallas móviles ha ido aumentando, lo cierto es que clickear anuncios por error sigue siendo el pan de cada día. Uno no puede evitar a veces desconfiar de los medios que visita, que parece que colocan los banners de forma estratégica para que acaben siendo clicckeados por error, a pesar de que, como hemos visto, ese tipo de clics no generan ninguna rentabilidad para los anunciantes (y probablemente tampoco para los medios, cuyos lectores acabarán frustrados).

Para terminar con esta situación Google introdujo el pasado año diversas medidas para bloquear esos clics inadvertidos. Por un lado, estableció la necesidad de hacer clic en la parte central del anuncio para llegar al sitio web o aplicación del anunciante. Por el otro, puso en marcha cierto retraso antes de que los anuncios conviertan al hacer clic, retraso que permite al usuario eliminar los anuncios no deseados. Sin duda medidas necesarias, pero que no parecen ser aún la norma en otras redes publicitarias.

Como consecuencia, el 60% de los clics siguen siendo accidentales y cada vez más usuarios apuestan por los bloqueadores de anuncios: según datos de GlobalWebIndex, 8 de cada 10 usuarios usan este tipo de soluciones en el smartphone o piensan emplearlas en el futuro. Entre los millennials, 4 de cada 10 ya tiene instalado un adblocker en el móvil.

Fuente: puromarketing.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.