El virus del Covid-19 ha puesto a prueba a muchas personas con respecto a la tecnología y ha permitido calcular la madurez digital de las empresas y de todas las personas que trabajan desde sus casas

Teletrabajar requiere que existan varias funciones que estén disponibles en todo momento y que los empleados tengan acceso a las herramientas adecuadas en el momento que se necesitan.

De esta manera, la inteligencia artificial gana terreno en este sector y se implementan herramientas que pueden brindar soporte directo a todos los empleados, por lo que todos tienen que permanecer horas en capacitaciones técnicas.

Con la ayuda de una solución de IA basada en conversación natural, los empleados obtienen la ayuda que necesitan y así, el departamento informático evita la sobrecarga. La ventaja del personal digital es que pueden interactuar directamente con los sistemas para realizar tareas y resolver problemas, y no sólo para decirles a los empleados cómo resolverlo ellos mismos. Además, la IA es efectiva cuando se trata de tener una visión general de los procesos y de los sistemas de la empresa. Por otro lado, las interrupciones pueden diagnosticarse y corregirse automáticamente con la ayuda de un empleado digital.

Muchas empresas que venden productos o servicios online implementan un gran aumento en pedidos y una sobrecarga en servicios de atención al cliente. De esta manera, los empleados de IA pueden proporcionar fácilmente soporte y ayudar a administrar y responder en casos básicos, ayudando a resolver los grandes volúmenes de solicitudes que están recibiendo. Este empleado digital desarrollado con IA también puede escalar casos más complicados en los que los clientes experimentan una insatisfacción particular o donde se necesita una respuesta más calificada por parte de un colega humano.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.