Los éxitos de taquilla en el cine desde los inicios han ayudado a las economías de los países y contribuyen a su situación política. Un claro ejemplo de ello es la última versión de Wonder Woman que ha contribuido a la economía de  Gran Bretaña.

2

Lo cierto es que los datos de taquilla de la película han ayudado a impulsar el crecimiento de los servicios en lo que va del año desde su estreno. Dentro de ellos se incluye a la producción de la película que provocó un crecimiento en el sector de un 8,2  por ciento lo que significa un 0,07 por ciento de aumento en el PBI, lo que representa casi un tercio de lo que se obtuvo en el mismo período pasado.

Desde que el ex canciller George Osborne implementó la reducción de los impuestos a la producción de cine, la industria en el Reino Unido ha crecido en un 72,4 por ciento desde el año 2014 en comparación con los Estados Unidos que experimentaron un crecimiento de un 8,5 por ciento.

El haber bajado los impuestos provocó que entre el año pasado y esto se realizaran 175 producciones cinematográficas. Pero el éxito no solo se limitó al cine sino que también se realizaron producciones como “The Crown”, la serie original de Netflix que recibió unas 163 millones de libras.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.