Las cervecerías artesanales son cada vez más comunes y en el año 2017 se registró un consumo de 100 millones de litros de esta bebida, convirtiéndose así en una cifra histórica hasta el momento.

Los fabricantes de cervezas artesanales sostienen que la clave del éxito está en comprender el cambio que ha tenido el consumidor en tanto su relación con el alcohol y en especial con la cerveza. Se puede identificar a un consumidor que  quiere beber mejor, saborear calidad, disfrutar más y que, ante todo, está  ansioso por probar diferentes estilos y variedades. Por eso, mientras se haga cerveza de buena calidad, el mercado seguirá creciendo.

La cerveza artesanal, a diferencia de la que se fabrica a gran escala, es 100% natural, sin aditivos y con muchas materias primas. Posee más ingredientes, sabores, aromas y además tiene más “cuerpo”. Al mismo tiempo, se presentan en diferentes versiones, con sabores más amargos o dulces.

Martín Boan, sommelier de cerveza explicó que, aquellos consumidores que están hace mas tiempo inmersos en el mercado, buscan cervezas con mas carácter, mayor densidad e intensidad, en tanto aquellos que son “nuevos” buscan opciones más suaves. Lo positivo de las cervecerías artesanales es que, por lo general, tienen en cuenta a estos consumidores, entonces, les pueden brindar productos que satisfagan las necesidades de ambos públicos.

La oferta de cerveza artesanal ha conquistado tanto a jóvenes como adultos, hombres y mujeres. Pero gracias a las redes sociales, se puede identificar con más claridad quiénes son sus consumidores más frecuentes, según las redes, el 78% de los hombres de 35 años hacen posteos sobre cervezas artesanales. Analizar de qué más hablan y en qué más se interesan estos consumidores ayuda a entender de mejor manera cómo son sus clientes y por qué clase de productos están interesados.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.