Las startups tecnológicas se han convertido en un negocio en boga. Muchas empresas y emprendedores apuestan a ellas como la herramienta hacia el futuro. Lo cierto es que en ellas se encuentra mucho potencial en el mundo de los negocios. Parece ser que la próxima incubadora podría flotar en el medio del Pacífico.

Podría sonar descabellado pero el nuevo proyecto del mundo de los negocios busca convertir a una isla en el espacio ideal para la gestión de nuevas ideas y proyectos.

Tendrá capacidad para unas 300 casas, el lugar perfecto para los emprendedores ya que también contará con su propia criptomoneda.

Elegir el espacio que se transforme en una fuente de inspiración para el emprendimiento en muchos casos es difícil. Este proyecto busca nuclear el lugar perfecto para llevar adelante el emprendedurismo y reunir a todas las mentes creativas en una isla que funcione como incubadora.

Este programa es conocido como Floating Island Project y es apoyado por el gobierno de la polinesia francesa. Esta isla sería construida en el medio del Océano Pacífico en Tahití, contaría con su propia criptomoneda, el Varyon, y contaría con un gobierno exclusivo.

El sistema de gobierno que regiría en dicha isla funcionaría únicamente como el proveedor de un servicio ya que se apunta a que cada una de las comunidades de la isla se gobiernen a sí mismas.

Pero, ¿cómo se financia un proyecto como este?, es sencillo: a través de donaciones recolectadas por Seasteading Institute y Blue Frontiers. El objetivo es llegar a la suma de 50 millones de dólares para el 2022. Este será el monto que llevará construir la isla.

Si bien por el momento se trata de un primer prototipo, se espera que en el futuro existan más naciones que se gobiernen a sí mismas y se gestionen a partir de la criptomoneda Varyon.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.