Las marcas comunican a cada paso, no solo desde sus productos o spot publicitarios, sino también desde su envoltorio. Este último va a ser el primer contacto que el cliente tenga con la mercadería, por lo tanto no hay que descuidarlo ni restarle importancia.

La elaboración de productos implica también la integración de una envoltura o embalaje capaz de protegerles y además se vuelve un elemento de la creatividad publicitaria, sobre todo porque también funciona para proyectar la imagen de nuestra marca a nuestro potencial cliente.

Entre los elementos que se deben tomar en cuenta para la elaboración podemos tomar uno que es parte de cualquier proceso: generar emociones. Para esto, es importante tener en cuenta el color, las texturas, las imágenes  y la cantidad de texto que aparecerá ya que hasta el mínimo detalle comunica. 

El packaging también puede diferenciar una marca de otra. Debido a que el empaque de un producto puede contener el nombre, logo y el esquema de colores de una empresa, los consumidores podrán identificar el producto con más facilidad dentro de la góndola.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.