En un mundo lleno de tendencias, es cada vez más difícil para los profesionales del sector del marketing, distinguir cuál entre todas las tendencias es la indicada para invertir. En la siguiente nota te contamos seis claves para el diseño de la experiencia del usuario.

En primer lugar se encuentra el manejo de datos. Los usuarios desean tener más control sobre los datos que las empresas manejan de ellos mismos, así es que surgen regulaciones como la europea GDPR que indica la necesidad de transparencia con los usuarios sobre el uso de datos. Si bien es un avance para los consumidores, para las empresas significará un verdadero reto que deberán asumir.

En segundo lugar, los motores de búsqueda por voz se han hecho más populares en los últimos tiempos. Esta nueva tendencia ha dejado en claro que los diseñadores deberán enfocarse en interfaces que se adapten a estas necesidades. Será necesario que los profesionales de las distintas áreas comprendan cómo los usuarios se relacionan con los distintos dispositivos de búsqueda por voz, para encontrar la mejor manera de adaptarse.

Un tercer punto implica la accesibilidad. Uno de los principales determinantes a la hora de manejar determinado sitio web es su accesibilidad. Los usuarios escapan de aquellas webs que no poseen fácil navegación. Este punto no sólo implica que la página sea apta para móviles o no se tranque. También significa que cualquiera la pueda manejar ya que se entiende a internet como un espacio inclusivo que debe adaptarse a todo tipo de estilos de vida o discapacidades.

En cuarto lugar hay que tomar en cuenta el tiempo de espera. Aquí la rapidez es clave. Los usuarios no quieren esperar demasiado tiempo para ver los contenidos. La velocidad en la descarga y en la navegación serán más que necesarias.

El proceso de registro en las distintas webs se ha convertido en uno de los pasos más tediosos para los cibernautas. Por lo que la quinta clave implica facilitar los pasos para el acceso a la página. Por qué la contraseña no sirve der acceso directo, sin nombres de usuario, sin re-direccionamientos. Sin mencionar los lectores de huellas dactilares o el reconocimiento facial.

Por último, para poder mejorar la experiencia de los consumidores es necesario entender sus intereses, necesidades y motivaciones. La empatía será el valor principal para llegar a los usuarios.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.