El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que mide la percepción de los uruguayos sobre la situación económica del país y es elaborado por la Cátedra SURA de Confianza Económica de la Universidad Católica junto a Equipos Consultores, registró en enero un nivel de 47,2, superior en 1,9 puntos a diciembre, tras cerrar un 2018 en que registró el mínimo de los 11 años en que se releva.

La recuperación de enero fue impulsada por el subíndice de “Situación Económica del País”, que creció 5,3 puntos, en particular, de las expectativas a tres años.

El comienzo de la campaña electoral, en un escenario sin grandes variantes, comenzaría a mejorar las expectativas de los consumidores acerca del futuro de la economía.

Según el informe de SURA, la mayor variación del mes la registra el índice de “Expectativas de Desempleo” del consumidor para los próximos 12 meses  (-6,2 puntos). Este índice, alcanzó su nivel de máximo pesimismo en agosto del año pasado, comenzando allí una lenta recuperación que se aceleró en enero.

En línea con el ICC, mejoran las expectativas asociadas al futuro de la economía del país, ya que también retroceden las “Expectativas de inflación” (-2,9 puntos). No obstante, cabe señalar que la recuperación de enero no fue suficiente para revertir el mayor pesimismo del mes de diciembre en materia de evolución de precios.

Cerrado 2018, se observa que empeoraron los seis índices de “Otros indicadores de confianza”, de los cuales cuatro alcanzaron sus mayores niveles de pesimismo desde que se realiza el relevamiento.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.