La ansiedad tiene dos acepciones distintas, una que está vinculada con la inquietud y la inseguridad y otra que se aferra a algún tipo de trastorno. Cualquiera sea el caso, se puede describir a la ansiedad como un tipo de experiencia cultural. Esta puede ser el resultado de factores tanto internos como externos. La ansiedad se coloca dentro de la lista de los sentimientos contemporáneos junto con el estrés o las tensiones que afectan a la sociedad de hoy en día.

2

Aproximadamente un 20 por ciento de la población adulta de los Estados Unidos sufre de algún tipo de trastorno vinculado a la ansiedad. Entre ellos se encuentra el pánico, uno de cada diez norteamericanos consume depresivos para combatir esta afección, sin embargo, varios estudios sugieren que dos tercios podrían haber sido mal diagnosticados.

Cuando las personas que sufren depresión o ansiedad son mal medicadas suelen presentar desmejoras en sus cuadros.  Algunos casos demuestran que el factor cultural es clave en el desarrollo de las afecciones. Incluso algunos dejan entrever que con una adecuada vida social y núcleos de relacionamiento vinculados con el tema se pueden superar algunas de las enfermedades vinculadas con la ansiedad.

Los tratamientos sugieren terapias cognitivo-conductuales o psicoterapia para poder reconocer y solucionar todos aquellos patrones de pensamientos negativos en las personas y eliminarlos.

Cada una de las etapas de recuperación, las terapias y el apoyo de familiares y amigos es considerado clave para eliminar los síntomas de la depresión. Entre otros factores relevantes se encuentra el ejercicio y la actividad social.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.