Kimberly-Clark quiere fortalecer y consolidar su relación con la cadena de valor, y es por eso que presentó una innovadora Guía de Liderazgo -iniciativa que se enmarca dentro del programa de fortalecimiento de proveedores pyme, “Integrity Project”.

La guía está organizada en tres áreas temáticas referidas a las características de los líderes, la cultura organizacional y la planificación. Las cualidades que debe tener un líder, su capacidad para generar empatía, motivar y gestionar el talento de sus colaboradores son algunos de los aspectos destacados. La propuesta enfatiza la necesidad de priorizar el respeto, la innovación y el crecimiento personal y profesional como valores que guían la actividad cotidiana.

“Las aptitudes técnicas de cada integrante de la compañía son necesarias, pero no suficientes para el éxito en la administración”, advierte el documento. Asimismo, señala que “los líderes deben supervisar el desempeño de sus colaboradores para garantizar el correcto cumplimiento de las actividades y evaluarlas de acuerdo a los objetivos propuestos”.

La importancia de los mandos gerenciales y lo que éstos reflejan frente al público externo e interno, el vínculo entre la eficacia y las posibilidades de desarrollo y los diversos estilos de liderazgo también son abordados en el estudio.

Cada eslabón de la cadena de Kimberly-Clark es esencial para lograr nuestras metas. Creemos fervientemente en la importancia de cuidar a las personas —a nuestros colaboradores, clientes y proveedores— y confiamos en el rol de nuestros líderes para fomentar espacios de trabajo placenteros, en los que se priorice el respeto, la innovación y el crecimiento personal y profesional. Son estos valores los que nos guían a diario”, afirmó Fernando Hofmann, Director de Asuntos Legales y Corporativos de Kimberly-Clark LAO Región Austral.

El programa “Integrity Project” forma parte de las acciones de responsabilidad social de la compañía y ha sido desarrollado para promover las buenas prácticas en su cadena de valor, en especial en las operaciones con sus proveedores, con el objetivo de colaborar en su capacitación y fortalecer el cumplimiento de servicios basados en la ética y la integridad. El programa se focaliza en PyMEs, entendiendo que cumplen un rol fundamental en Uruguay, dado que su desempeño influye en la economía y crecimiento del país.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.