El gigante de la comida rápida Kentucky Fried Chicken, ha lanzado en Reino Unido una suculenta hamburguesa bautizada con el nombre de “Dirty Louisina” y para presentar su nuevo producto, ha lanzado un anuncio que supone un auténtico puñetazo en el rostro para los “healthy” blogs que tanto éxito tienen en las redes actualmente.

maxresdefault

El spot está protagonizado por la blogger ficticia Figgy Poppleton-Rice, una amante confesa de la comida sana que asegura que casaría con la col rizada (o “kale”) si pudiera.

En el anuncio, filmado como si fuera un tutorial de cocina, la buena de Figgy propone al espectador una sanísima y depurativa receta: la denominada “Clean Eating Burger” (una saludable pero probablemente insípida combinación de coliflor cruda, “kale”, pollo hervido y hielo picado).

Cuando Figgy termina su peculiar hamburguesa, una imagen gigante de la nueva y sustanciosa “Dirty Louisiana” de KFC cae como por arte de magia del techo y se interpone entre la bloguera y el espectador.

Ni que decir tiene que el nuevo plato de KFC, aderezado con toneladas de queso y hasta tres salsas, luce aún más deliciosa después de contemplar la pálida e insulsa creación culinaria de Figgy.

Detrás de este spot, pensado para difundirse fundamentalmente a través de Facebook, está la agencia BBH, que se ha preocupado incluso de crear un blog y perfiles en Instagram y en Twitter para Figgy Poppleton-Rice.

Desde que KFC lanzara esta campaña en febrero, la célebre cadena de pollo frito ha obtenido con ella un inconmensurable éxito y ha vendido por supuesto muchísimas unidades de su “Dirty Louisina”.

Marketing Directo

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.