Los estudiantes fueron agasajados e invitados a participar del Programa Continuidad, lanzado por Cimientos Uruguay

Como cierre de un año marcado por grandes desafíos a nivel educativo, se llevó adelante la entrega de diplomas a 40 jóvenes provenientes de los liceos 22 de La Teja, 52 de Villa García y de la Escuela Técnica UTU Nicolich, que finalizaron con éxito el ciclo básico secundario al cierre del año pasado y contaron con el apoyo de Cimientos a través del programa de acompañamiento a las trayectorias educativas.

La organización sin fines de lucro, dedicada a promover la igualdad de oportunidades educativas para todos, con un fuerte hincapié en la inclusión, el desarrollo de las habilidades socioemocionales y la permanencia educativa de los jóvenes de bajos recursos económicos, celebró el cierre de una etapa fundamental para los estudiantes. “Ahora cuentan con más y mejores herramientas para enfrentar próximas metas, siempre con el afán de seguir creciendo”, manifestó la directora ejecutiva de Cimientos Uruguay, Andrea Spolita.

“Nos llena de orgullo saber que hemos podido contribuir con la formación de adolescentes que viven en contextos vulnerables, buscando facilitar el camino de acceso a nuevas oportunidades para construir un futuro mejor a través de la educación”, expresó.

Durante la ceremonia, realizada en el tercer piso del Aeropuerto Internacional de Carrasco, Spolita alentó a los jóvenes egresados a continuar con sus estudios y los invitó a sumarse al Programa Continuidad, recientemente lanzado por Cimientos Uruguay.

 Se trata de una iniciativa que ofrece acompañamiento a través de dinámicas grupales en la trayectoria de finalización del bachillerato. El foco también está puesto en guiarlos hacia la decisión de una orientación educativa futura que pueda sostenerse como proyecto de vida, así como a desarrollar habilidades que les permitan acceder al mercado laboral de calidad.

Esta propuesta nació en 2020, cuando Cimientos Uruguay decidió acompañar a los estudiantes becados durante el año de transición al bachillerato. Con resultados notoriamente positivos en lo que significó este acompañamiento, por el nivel de promoción a quinto grado en un año que fue tan desafiante, la organización se comprometió a dar continuidad al apoyo en esta nueva etapa.

Como cierre del acto, la directora ejecutiva de Cimientos Uruguay agradeció especialmente a los socios, fundaciones, empresas e individuos que han apoyado permanentemente este proyecto desde sus inicios, en el año 2012, ya que “sin ellos, nada de esto habría sido posible”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.