El espacio se convirtió en el nuevo objetivo de los empresarios. Tanto Elon Musk -creador de Tesla-, como Jeff Bezos -creador de Amazon-, están el la búsqueda de llegar a la Luna o a Marte.

Jeff Bezos sueña con privatizar el espacio desde hace casi 20 años. Bajo el lema «Gradatim Ferociter» («Paso a paso, ferozmente»), su empresa Blue Origin comenzó a desarrollar modelos para vehículos aeroespaciales y cálculos de vuelo suborbital en septiembre del año 2000, cuando la idea de competir con la NASA en su propio terreno era inconcebible.

El vehículo, bautizado como Blue Moon, es una especie de caja con una esfera adentro que pesará más de 3 toneladas y 15 toneladas en caso de estar cargada de combustible. La aeronave tendrá la capacidad de transportar instrumentos científicos, satélites y rovers (vehículos de exploración espacial).

Además, Blue Moon contará con un nuevo motor, llamado BE-7, que tiene una potencia de 40 kilonewtons y cuyos propulsores son una combinación de oxígeno e hidrógeno líquidos. «Es hora de regresar a la Luna. Esta vez para quedarse» declaró el empresario en la presentación del vehículo a la sociedad.

Anteriormente, el presidente de los Estados Unidos anunció que le gustaría volver a realizar misiones espaciales con seres humanos para el 2024. En su discurso, Bezos dijo que su compañía, Blue Origin, podría cumplir con la fecha que anunció Trump, pero «solo porque» la firma comenzó a diseñar el módulo de aterrizaje lunar en 2016.

El fundador de Amazon tiene una visión del futuro en el que las personas puedan vivir y trabajar en el espacio, algo que hoy no es posible. Con ese propósito, en 2017 anunció que vendería cada año 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon para financiar su sueño espacial.

«Oh deja de provocar, Jeff», comentó Elon Musk a través de Twitter al enterarse que tiene un nuevo competidor en la carrera espacial. En otras ocasiones, Musk ya se había burlado del nombre que su contrincante eligió para el proyecto, «Pero poner la palabra ‘Azul’ en una bola es una marca comercial cuestionable», disparó el empresario.

Si bien, ambos tienen destinos distintos, el objetivo es el mismo: llegar al espacio exterior y poder sacarle provecho. Bezos promete llegar a la Luna en 2024 mientras que Musk promete llegar al espacio 2 años antes -en 2022-, pero su punto de llegada será el planeta rojo: Marte.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.