Desde el anuncio de su próximo mandato, el Presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro ha generado controversia. Una de sus últimas declaraciones señalan la posibilidad de privatizar un sector de Petrobras. Incertidumbre para Brasil en esta nueva etapa.

“Petrobras será privatizada pero en parte, no en su totalidad”. Así lo admitió el presidente electo Jair Bolsonaro al confirmar como futuro presidente de la estatal al economista Roberto Castello Branco, sugerido como jefe de la petrolera estatal por su colega y amigo, el futuro ministro de Economía Paulo Guedes. El propio Castello, cuyo nombre debe ser aún ratificado por el directorio de la compañía, admitió que el proyecto sería “reforzar (con la venta parcial) las inversiones en exploración y producción petrolera”.

Bolsonaro declaró que mantener a Petrobras como empresa pública es esencial y forma parte de una estrategia. Por esta razón no será totalmente vendida, pero si lo hará con una parte de la misma la cual tiene como objetivo privatizar. Sus lineamientos generales apuntan a la privatización, Guedes el próximo Ministro de Economía es partidario de estas acciones las cuales ya fueron declaradas.  Castello Branco, también partidario de la venta de entes públicos, lo acompaña en ese pensamiento.

Destino incierto para Petrobras.

Branco, dueño de un doctorado en la Universidad de Chicago, admitió que podría ser vendida por ejemplo, la parte de distribución de combustible, que va desde refinerías a estaciones de servicio.

A este hecho se agrega un un artículo publicado en mayo en el diario Valor Económico, Bolsonaro defendió que “tanto en el refino como en la distribución, Petrobras, por razones inherentes a una empresa estatal, no demostró poseer la competencia necesaria para ser la dueña natural de esos negocios“.

Castello Branco liderará Petrobras

En una entrevista reciente, realizada por Folha, Castello Branco sostuvo que “es inaceptable mantener cientos de miles de millones de dólares asignados a empresas estatales en actividades que bien pueden ser desplegadas por la iniciativa privada”. Subrayó, también, en esa oportunidad que se precisan “varias empresas privadas que compitan en el mercado de los combustibles”, lo que constituiría una de las formas para abaratar las naftas. El destacado economista fue nombrado miembro del Consejo de Administración de Petrobras por Dilma Rousseff.

Recordemos que Petrobras fue parte de una grave crisis incluyendo fuertes acusaciones por escándalos de corrupción y caída de precios del petróleo. Si bien durante el tercer trimestre ha mostrado signos de recuperación la situación se mantiene delicada.

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.