Las venta de productos falsificados de marcas de lujo se multiplica en Instagram.

La red social se ha convertido en el nuevo mercado negro de las falsificaciones y, aunque evidentemente es ilegal, los falsificadores encuentran en la plataforma una manera más fácil y directa de contactar con los compradores.

Los datos revelan que hashtags como #Replica (utilizado más de 2,2 millones de veces), #MirrorQuality o #MirrorBag (utilizadas más de 1 millón de veces) facilitan a los usuarios ver y comprar productos falsos de marcas de lujo como Valentino, Hermès o Louis Vuitton.

Se estima que durante los primeros cuatro meses de 2019, más de 50.000 cuentas publicaron más de 65 millones de posts y una media de 1,6 millones de Stories al mes mostrando estos productos falsificados, además, se comprobó que la venta de productos falsos supone pérdidas anuales de 30.300 millones de dólares.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.