La publicidad es una aliada a la hora de construir (y derribar) estereotipos. Los cambios sociales y culturales se traducen en la forma de comunicar. Esta campaña es innovadora y te contamos porqué.

La marca alemana de golosinas Katjes ha decidido tomar un nuevo rumbo. Dejando de lado los estereotipos culturales de mujeres que solemos ver en pantalla, la protagonista de su nueva campaña es una mujer musulmana la cual luce orgullosamente, un hijab rosa.

El objetivo de la campaña, es mostrar las golosinas veganas de la marca. Despojadas, por lo tanto, de gelatina de origen porcino, las golosinas de Kajtes se adaptan perfectamente al consumo no sólo de personas veganas sino también de quienes profesan la fe musulmana.

Es interesante como marcas y agencias comienzan a buscar otros discursos, adaptándose a la cultura dinámica en la cual estamos inmersos.

Detrás de la nueva e innovadora campaña de Katjes está Antoni Jellyhouse, filial de Antoni, la agencia que firma en los últimos tiempos la publicidad de Mercedes-Benz.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.